Crítica de Bee Movie

Barry B. Benson es una abeja preocupada por su futuro. La idea de crear miel día tras día durante el resto de su vida sin descanso alguno le aterroriza, por lo que decide arriesgarse y salir del interior de su colmena para conocer el mundo de fuera antes de verse obligado a afrontar lo inevitable. En su particular travesía, logra mantenerse sano y salvo gracias a Vanessa, humana que le salva de una terrible muerte por aplastamiento. Barry se siente súbitamente atraído por ella, y daría lo que fuera por agradecerle el gesto, pero para ello debería quebrantar la primera ley de la colmena: queda terminantemente prohibido hablar con humanos...

Difícil tarea se le pedía a la nueva propuesta de DreamWorks. Tras siete años de explotación del buque insignia de la productora, esta empieza a dar ya notables signos de agotamiento. Por lo tanto, Simon J. Smith y Steve Hickner, directores de "Bee Movie", debían demostrar que hay vida más ella del descarado ogro verde. Para ello, eso sí, contaban con un importante as bajo la manga, como es Jerry Seinfeld en las tareas de guionista y doblador. Pese a que el resultado final siga sin acercarse demasiado al nivel de las producciones de Pixar, lo cierto es que han superado con creces el objetivo, creando una película (y un personaje) que nada tiene que envidiarle a la trilogía de "Shrek".

La principal diferencia entre abeja y ogro radica en que los creadores de "Bee Movie" no se limitan a ofrecernos una sucesión de gags basados en reírse de otras películas. Aquí construyen un guión alrededor de los personajes y la situación en que se enfrascan, y los chistes se entrelazan en los diálogos y acciones de los mismos, resultando muy poco forzados. Tanto es así, que incluso las (contadas) bromas que remiten a las referencias del espectador funcionan a la perfección. Aunque gran parte del acierto de estas tal vez resida en que se centran en personajes o programas menos obvios de lo que se podía temer (no hay ni un solo guiño a las escenas con stop-motion de "Matrix", me atrevería a decir que por primera vez en la historia de la Dreamworks). Valga como ejemplo la caracterización que hacen de un actor tan inusual como es Ray Liotta.

Pero lo que hace de "Bee Movie" una película diferente es lo que cuenta. Porque lo que empieza como otro sucedáneo de "Monstruos, S.A.", esto es, dos compañeros de trabajo en un mundo paralelo al de los humanos, con una única empresa en la que todas las abejas trabajan (incluye escenas demasiado parecidas incluso visualmente, como la llegada al trabajo en coche por parte de los dos personajes principales), poco a poco va distanciándose y adquiriendo personalidad propia, creando una auténtica montaña de acontecimientos muy poco previsibles que acaban con accidentes aéreos de por medio empezando de un grano de arena tal como la salida de la abeja de su colmena (la verdad es que su comienzo también puede recordar bastante a "Buscando a Nemo", ahora que lo pienso). Además, toda la parte central de "Bee Movie" pertenece al género jurídico, algo en total contraposición con el cine de corte infantil que logrará entretener algo más al público adulto, cansado ya de que estas películas se limiten únicamente a parodiar escenas de otras películas.


Y como mencionaba anteriormente, Barry es carismático, dinámico y está muy bien definido. Peca de estar algo estereotipado, pero en ningún momento llega a molestar gracias a sus mordientes comentarios, pinceladas que su actor le infunde y que consiguen que la abeja sea verdaderamente hilarante.

Todo parecería indicar que hablamos de la película definitiva de animación, o de la victoria de Dreamworks sobre Pixar. Lamentablemente, no es así. Porque donde "Bee Movie" no innova ni un ápice es en su fondo. Pese a la originalidad de las situaciones (abejas hablando con los hombres, jueces y juzgados, empresas de miel con claras referencias -esta vez sí- a las colmenas humanas de "Matrix", Ray Liotta y Sting...), la película sigue un camino tan previsible como su edulcorado final, lo que le hace perder muchos enteros en numerosas ocasiones. Así, a la mínima que la abeja no se saca de la manga ningún comentario de los suyos, o que no se da ninguna otra vuelta de tuerca argumental, el ritmo se atranca, y la película se hace algo melosa debido a que se centra demasiado en un guión que no siempre está a la altura.

Aún así, es una película sumamente entretenida, con personajes bien delineados (y bien doblados) y situaciones de lo más hilarantes. Un divertimento asegurado, destinado más a mayores que a niños (que se aburrirán al no tener demasiadas escenas de acción espectacularidad visual), y de bellísima factura. Debería ser este el correcto camino a seguir de la productora, que sin embargo sigue empeñada en recurrir a su gallina de huevos dorados y ya ha anunciado la cuarta parte de "Shrek"...
7,5/10

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías