Crítica de Vaya par de productoreX

Tras el horrendo título de "Vaya Par de ProductoreX" se esconde "I Want Candy", una comedia británica juvenil que se reniega (casi) por completo de "American Pie" y sucedáneos y propone un embrollo a lo "Bowfinger: el Pícaro", "Boogie Nights" y "Torremolinos 73". Dirige el cotarro Stephen Surjik ("Wayne's World 2").

Frustrados por su pretencioso profesor de cine (Mackenzie Crook), el estudiante de producción Joe (Tom Riley) y su amigo, el brillante aunque neurótico director Baggy (Tom Burke) vuelan a Londres para vender lo que saben que es un guión de oro. Pero en la ciudad parece que se les cierran todas las puertas, hasta que conocen a un productor tan desesperado como ellos (Eddie Marsan) que se muestra dispuesto a darles algo de dinero, siempre que consigan que la mayor estrella porno del mundo, Candy Fiveways (Carmen Electra), participe en ella...

"Vaya par de ProductoreX" es la enésima película sobre el cineasta amateur que busca a la desesperada conseguir su sueño de rodar una película. Y contiene todos los lugares comunes que esta clase de comedias ofrece: personajes jóvenes y torpes pero simpaticones, líos y enredos de toda clase, productores y distribuidores malísimos cuya única meta es ganar cuanto más dinero mejor, sub-tramas románticas, y la chica despampanante de turno. Por lo tanto, es inevitable que cualquiera que acuda a ver esta película adivine absolutamente todo lo que va a suceder a continuación, y ese es un lastre demasiado pesado, del que en ningún momento logra recuperarse.

Sin embargo, si algo hay que agradecerle a la propuesta es la ausencia de ese aroma socarrón y grueso de las comedias adolescentes actuales (y no tanto), pese a lo que su argumento, el rodaje de una película porno por parte de unos universitarios, pueda presagiar. Eso se debe a que sus personajes, por cierto bastante estereotipados, no son los típicos y cansinos salidorros que solo piensan en una cosa de la mañana a la noche, si no auténticos apasionados de su trabajo, que lo que realmente buscan es la mejor manera de cumplir su deseo.

Esto no quiere decir que se reniega de gags de "mal gusto", ni mucho menos. Pero debido a la tónica de corrección del film, cuando estos se dan, no acaban de cuajar en su conjunto, llegando a aburrir no solo por su previsibilidad, si no porque están completamente fuera de lugar y a fin de cuentas, el público (con dos dedos de frente) no los quiere ver en esta clase de productos.

En otras palabras, podría decirse que lo que no logra "Vaya Par de ProductoreX" es convertirse en una comedia cuyo tema central, el sexo, no desentone. Pues paradójicamente, son los puntos en los que se habla de ello los que desentonan en el guión (algo que en cambio lograba perfectamente la antes citada "Torremolinos 73"). Valga como ejemplo la eyaculación precoz de uno de los personajes, completamente salida de tono, o la escena de sexo entre dos de los personajes más adultos del film.


Lo que nos queda pues, es una comedia algo aburrida y sobretodo muy predecible, en que el buenrollismo de sus personajes (Carmen Electra incluida, haciendo un personaje tan imposible como simpático) no es suficiente para hacer despegar un guión que, por si fuera poco, falla al tratar su tema central y reivindicar (porque a fin de cuentas eso es lo que hace) el cine porno. "Vaya Par de ProductoreX" se queda en un simpático pero renqueante producto que gustará únicamente a los que tengan el listón muy bajo. Eso sí, cualquier aparición de Mackenzie Crook ("The Office" -versión inglesa-, "Piratas del Caribe") es más que bienvenida.
4/10

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías