Crítica de Algo pasa en Las Vegas

El semidesconocido Tom Vaughan dirige a Cameron Diaz y Ashton Kutcher en "Algo pasa en Las Vegas", la nueva comedia romántica escrita por Dana Fox, firmante de "El Día de la Boda".

Joy y Jack han tenido un mal día. Ella, pija, perfeccionista, y bolsista, ha sido abandonada por su prometido. A él, despreocupado y desordenado montador de muebles, le ha despedido su propio padre. Cada uno por su cuenta decide ir a desahogarse a Las Vegas, donde se acaban conociendo, emborrachando... y casando. Justo antes de anular su matrimonio, y tras una bronca en la que deciden no querer saber nada el uno del otro, con una moneda de Joy Jack gana el jackpot en una máquina tragaperras. ¿A quién le corresponden los tres millones de dólares? Un juez lo decidirá en seis meses, periodo durante el cual les obliga a convivir y a esforzarse para que su matrimonio funcione...

Ciertamente, para todo aquél que no sea un devoto fan de las comedias románticas americanas o de alguno de los actores protagonistas, ver esta película supone un gran desafío, pues yendo directos al grano, no tiene absolutamente nada nuevo ni original, siendo su devenir tan fácilmente adivinable como si de una reposición ya vista mil y una veces se tratara.
Además, consta con un tramo inicial literalmente desesperante, donde un agotador montaje videoclipero se esfuerza en confundir y marear todo lo posible, haciendo que más de uno resople en su butaca (o se marche de la sala si se tiene realmente poca paciencia) ante tan terrible trip por Las Vegas.
Afortunadamente, el suplicio termina pronto, y ya de regreso a Nueva York la película se tranquiliza y adopta unos modos mucho más al uso en este tipo de producciones. Y no solo eso. Conforme se va desarrollando, "Algo pasa en Las Vegas" comienza a mejorar paulatinamente, al ritmo de unos gags cada vez más atinados que hacen olvidar por completo los iniciales, completamente desalentadores.

Y al final, lo que queda es una comedia romántica que pese a su escasa originalidad, mira por dónde, acaba convirtiéndose en un entretenimiento perfectamente disfrutable, si uno va con las expectativas a su debido nivel.

Gran parte de culpa la tienen sus dos actores, que se desenvuelven con total soltura en un género que dominan a la perfección al ser el principal exponente de buena parte de su filmografía. No cabe duda de que Diaz y Kutcher forman una pareja con mucha química en pantalla, y tanto las escenas puramente románticas como los enredos y argucias que cada uno planifica por separado para hacerle la vida imposible al otro arrancarán más de una sonrisa (y alguna que otra risa) al más escéptico de los espectadores.
Mención a parte merece la banda sonora, que sin destacar en absoluto supone una muy cuidada mezcla entre las melodías más típicas y canciones de Mika o Jet, que resucitan un poco la película cuando esta comienza a decaer.

Poco más queda por decir de esta suerte de guerra de los Rose edulcorada. "Algo pasa en Las Vegas" no es más que un entretenimiento en la línea de "La Boda de mi Mejor Amigo" (aunque sin acercarse si quiera a ella) y similares. Ni revoluciona ni reaviva un género que sigue necesitando un buen pelotazo, pero constituye una buena opción para todo amante de las comedias románticas, o para el que, simplemente, quiera ir al cine a distraerse y pasar el rato. Eso, y que Cameron Diaz está absolutamente radiante.
5/10

2 comentarios:

  1. Una del montón, vamos. Pues habrá que tomar nota...

    ResponderEliminar
  2. pues sí. puedes reservarla perfectamente para un domingo por la tarde de esos sin Liga y tirado en el sofá...

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías