Crítica de "¿Hacemos una Porno?", por el Capitán Spaulding

Kevin Smith es un tipo listo. Consciente del agotamiento de su fórmula personal, ha echado mano de la inagotable máquina de oro que es Judd Apatow para dar un necesario soplo de aire fresco a su cine, sin renegar por ello de sus obsesiones y discursos (a su vez muy parecidos a los de Apatow).
Así, "¿Hacemos una Porno?" ("Zack and Miri Make a Porno") podría colar perfectamente como secuela de "Lío Embarazoso" no sólo por su reparto, si no por una similitud a veces excesiva en su argumento (o por lo menos, moraleja), humor, cameos, tratamiento de según qué temáticas e incluso diálogos.
Aunque tal vez todo este discurso caiga en saco roto, y sea injusto decir que Smith bebe del productor de "Supersalidos", cuando en verdad sea éste quien quizá le deba absolutamente todo a su actor fetiche, Seth Rogen. Y ya se sabe que si A es igual a B y B igual a C... Vamos, que si una cosa queda clara de todo este batiburrillo es que hay un nombre que brilla con luz propia (como siempre) y ese no es otro que el del rollizo actor.

En su ya clásica faceta de hombre que se resiste a crecer, soñador y bonachón, con grandes ideas pero pocas ganas y menos dinero, Rogen se muestra totalmente en su salsa, y le da a su alter ego Zack una credibilidad y gracia suficientes como para justificar el visionado de la cinta, sobre todo en versión original, pues no serán pocas las veces en que el espectador se descubra a sí mismo riendo a carcajadas con sus salidas.
Esta vez, sin embargo, al protagonista de "Superfumados" le ha salido competencia, pues tanto Elizabeth Banks como el resto de participantes (entre los que se incluye el vital cameo de un hilarante Justin Long) se desenvuelven con la misma (anti)naturalidad y desprenden igual ternura. Ya va siendo hora de que se empiece a tomar en serio el potencial de la pizpireta Banks (que ya tuvo un affaire con Rogen en "Virgen a los 40"), adorable y guapísima.


Evidentemente, los actores suponen una gran, grandísima baza para el correcto funcionamiento de "¿Hacemos una Porno?", pero sería injusto olvidarnos de la labor de Kevin Smith, guionista imparable cuando está en forma, como demuestran no sólo sus películas.
Caracterizado por flirtear siempre con el mal gusto y evitándolo a última hora (aunque también cayendo en él en no pocas ocasiones, todo hay que decirlo), sus mejores películas se caracterizan por diálogos tan picantes como naturales o incluso freaks, en los que el cineasta aprovecha para dar rienda suelta a sus inquietudes sobre las relaciones, los jóvenes, las drogas, la cultura underground y el sexo. Recordemos el memorable discurso de Superman y Lois y su imposibilidad de manetener relaciones íntimas.
Haciendo gala de una madurez inaudita en él pero propia de su edad, en "¿Hacemos una Porno?" Smith ha logrado un equilibrio muy cercano a la perfección entre la ordinariez y el buen gusto, entre el humor y el corazón, la gamberrada y la madurez.
Porque otra de las grandes virtudes de su propuesta radica en que si bien se trate abiertamente de sexo, haya escenas de alto contenido erótico con desnudos integrales tanto femeninos como masculinos (esto último, otra apatowada más) y momentos de caca-pedo, nunca da la sensación de estar viendo un sucedáneo de "Road Trip" y otra gamberrada más a lo "Jay y Bob el Silencioso Contraatacan", sino más bien de una comedia romántica pensada y sentida como, qué curioso, "Lío Embarazoso".

Todo ello se traduce en una auténtica delicia de visionado. "Zack and Miri Make a Porno" (que me hace mucha más gracia que su traducción española) es una comedia agradable pero picante o picante pero agradable, sin pelos en la lengua y absolutamente mordaz en algunos momentos (la relación entre el magnífico Craig Robinson y su mujer no tiene desperdicio), pero más inofensiva que un cachorro de gato.
En el fondo, Kevin Smith ha disfrazado de grosería una fábula de amor al uso, muy estudiada a nivel emocional y con una estructura eminentemente clásica. Y precisamente esta es a la vez su principal lacra.
Igual que, de nuevo, "Lío Embarazoso" (o incluso más), "¿Hacemos una Porno?" peca de una previsibilidad excesiva. No hay una sola línea argumental cuyo devenir no se acierte a los pocos segundos, por lo que los 100 minutos de la cinta acaban haciéndose inevitablemente pesados.

Salvando este borrón ineludible, la historia de Zack y Miri convence y divierte a partes iguales, resultando su película una comedia fresca, graciosa y disfrutable por propios y extraños. No faltan las frikadas made in Smith (ese aluvión de títulos cinematográficos alterados para convertirlos en películas porno, el chiste de "Perdidos"), los chistes de brocha gruesa, y los diálogos que demuestran que no es otra estúpida comedia americana.
Incluso su falta de sorpresa puede verse como algo positivo si se piensa que, en el fondo, el cine puede servir como mero vehículo a la evasión, y buena parte del público a veces quiere simplemente pasar un buen rato, ver que el amor puede triunfar, que se pueden cumplir los sueños y demás glucosa similar.
7/10
PD1. A ver que nos tiene preparado el director en su próxima comedia de acción con Tracy Morgan ("Rockefeller Plaza") y Bruce Willis.

PD2. Y aprovecho para recomendar que se dé un vistazo a los cómics de "Daredevil" escritos por Smith, de quien aún no he leído su etapa por "Green Arrow")

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Alasgüenas. A la espera de que se estrene en Spain, me gusta leer una crítica positiva de esta película, que parece que ha funcionado decentemente en la taquilla americana. Eso sí, me gustaría proclamar que me parece injusto que se diga que Smith hace "apatowadas". Si alguien bebe de alguien, está claro que es Apatow el que, clarísimamente, bebe su humor del de Kevin Smith, y no al revés. Por otra parte, Seth Rogen tiende a cargarme, espero aguantarle sin problemas. Ayudará que la película dure 10 minutos, al contrario de las de Apatow, que tienden a superar las dos horas (una comedia, a menos que sea una absoluta genialidad, no debería ir más allá de la hora y tres cuartos, como mucho...). Saludos.

    ResponderEliminar
  3. javier, quedan prohibidos los mensajes copypaste donde simplemente se hace publicidad del blog personal. Que entres, comentes algo del blog, y luego pongas tu dirección vale, pero que escribas un comentario y lo pongas en 2000 blogs sólo para recibir visitas no se permite por aquí, se siente!

    marcbranches, honrando estoy tras haber recibido tu comentario. Yo no creo que Apatow beba tanto de Smith. Es obvio que tienen lugares comunes, el fondo freak y demás, pero hasta ahora lo importante era que siempre había sabido distinguir las pelis de uno y ls de otro. Sin embargo, es que ves esta y si no te dicen que es de Smith... pues eso.
    Y Seth Rogen aquí hace muy de Seth Rogen, ya te aviso ahora, pero no carga demasiado porque en general toda la película está muy estudiada y comedida.
    Por último, cierto, una comedia no debería durar más de, qué leches 1:45, 1:30 y va que chuta! y esta sin contar títulos finales por ahí anda... aunque no cometas el error de irte de la sala sin verlos hasta el final!
    Saludos legañosos

    ResponderEliminar
  4. Uf, un puntillo menos le daría la verdad...

    Muy de acuerdo en que está muy estudiada, y los gags muy aprovechados, pero el entero cojea.

    En fin, muy acomodado está Smith.

    ¡1 saludo!

    ResponderEliminar
  5. redrum, pues el otro día la fui a ver por segunda vez (lo que tiene tener pareja: a veces decides tú, otras yo :P) y la verdad es que la disfruté tanto como la primera vez. Cojea en el sentido de que no hay ninguna novedad en el frente, pero partiendo de la base de que, en realidad, a mí Smith tampoco me ha dicho nunca nada... pues eso, que para mí casi mejor que se ponga a plagiar a Apatow! Ahora bien, acomodado? por supuesto, donde está desde Persiguiendo a Amy!

    Saludos y gracias por pasar!!

    ResponderEliminar
  6. Soy chica y me encanta el porno, no lo puedo remediar. Si fuera chico me llamarían machote. Como soy chica me bautizan con otros nombres. De todas formas no tengo complejos. Adoro el porno.

    ResponderEliminar
  7. jejeje, dí que sí! Basta ya de tapujos de "soy tía, no veo porno"... por qué? Yo soy tío y sí veo, lo reconoz... esto... .como que no tiene mucho mérito, no? En fin, que gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  8. Una de las peores peliculas que he visto...en fin

    ResponderEliminar
  9. hummm... pregunta: ¿en qué idioma la viste? Mera curiosidad, ¿eh? Yo es que la vi en dos idiomas...

    ResponderEliminar
  10. Vista ayer en la Sexta. Una peli divertida aunque con n par de momentos excesivamente guarretes (no podía ser menos, claro), pero muy agradable de ver. Aunque es cierto que no deja de ser una historia de amor convencional. Por otro lado, los actores, estupendos, coincido en lo adorable que está Elizabeth banks, magistral en la escena de sexo que tiene con Seth/Zack.... escena muy bien rodada, por otro lado. Yo le pondría un 8.

    ResponderEliminar
  11. Wowm un 8 nada menos, y eso que la viste con anuncios etc! Bien, bien, si al final, cuando una comedia cae bien cae bien. oigan!

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías