Las revisiones de La Casa. Hoy: "Tron", por John Blutarsky


Una de nostalgia en forma de tópicos generacionales: En 1982 Naranjito se erigía como la mascota más kitsch de la historia de un mundial de fútbol, el de España, que por otro lado acabaría protagonizando aquellas monedas de 25 pesetas tamaño tapa de alcantarilla. Bananarama, Duran Duran y Culture Club triunfaban en las listas de éxitos musicales y Dexy's Midnight Runners arrasaban con su "Come On Eileen". Michael Knight se lanzaba en su humilde cruzada para salvar la causa de los inocentes a bordo de Kitt por las ondas de la NBC. El término "Spectrum" dejaba de ser una extraña palabra de un posible latín futurista para ser sinónimo de "entretenimiento molón" y Atari se consolidaba como distracción para familias, digamos, pudientes. Por su parte Hollywood ofrecía aplastantes clásicos modernos de la talla de "Blade Runner", "E.T.", "Poltergeist" y "Acorralado"... y sí, se estrenaba "Tron".
28 años después se seguirá rentabilizando a Rambo y se estrenará una continuación de "Tron" bajo el nombre de "Tron: Legacy", así que esta revisión a 3'5 MHz nos viene al pelo.

A lo que iba: "Tron", dirigida por un tal Steven Lisberger, llegó en esa época clave en que el videojuego se convertía en el entretenimiento del futuro, y la ciencia ficción más popular estaba en pleno auge, con la máquina "Star Wars" (en aquella época "La guerra de las galaxias") perfectamente engrasada y a punto de despachar su tercera entrega. No obstante, y pese a que posteriormente ha pasado a formar parte del imaginario colectivo de la comunidad nerd, en su momento la acogida de público y crítica de "Tron" no fue especialmente relevante.
Aún así, el impacto posterior fue tremendo, siendo la película comercial más importante hasta aquel momento que se lanzaba a tratar ciertas temáticas relacionadas con la informática (los videojuegos y la realidad virtual, el hackeo y el empollón como héroe de un nuevo mundo) e introducir avances visuales con medio pie en el futuro (gráficos generados por ordenador, manipulación digital de la imagen real). El año siguiente llegaría "Juegos de guerra", que retomaría la inteligencia artificial como amenaza real y en el 85 la conspiranoia militar relacionada con la I.A. daba otro paso con "D.A.R.Y.L."
Pero el avance tecnológico no fue lo único que hizo trascender la película hasta el punto donde consiguió llegar. Al considerable impacto visual y el revuelo que causó en la época se une un guión plagado de insinuaciones metafísicas y religiosas, políticas y sociales, de aspiraciones elevadas. "Tron" pretendía ser un entretenimiento a la última, pero también una puesta al día de algunos conceptos orwellianos (el "gran hermano" que nos vigila, ya se sabe) y de las teorías sobre el pensamiento único, la alienación de la sociedad, el libre albedrío y el totalitarismo. Aquí el ser dictatorial que sometía al pueblo recibía el nombre de "Programa de Control" y al demiurgo de no probada existencia al que los hombres se encomendaban se la conocía como "Usuario" en lugar de "Dios". Una paella de difícil digestión que luego tomarían como principal referente los aún más indigestos hermanos Wachowski. De hecho, si la propia "Tron" no fuera ya un popurrí de referentes, podríamos acusar "Matrix" de ser un descarado fusilamiento de temática y conceptos.



Descartemos entonces las aspiraciones filosóficas, que aun nobles no eran nada nuevo y retomemos pues lo que la película tenía para ofrecer a los jovencetes de la época más hambrientos de nuevas sensaciones. Que debían ser todos, digo yo.
Esto era acción pura y dura en un mundo de fantasía de los de toda la vida, solo que pixelado. Aparecían unos "vigilantes" en forma de puente modernista totalmente creados por ordenador a los que había que matar al más puro estilo "Space Invaders" y los personajes, capitaneados por un macarrilla Jeff Bridges tenían que interactuar con un entorno virtual para lograr destruir el "Control Central" a base de golpes de frisbee digital.
¿A qué chavalín de los 80 (bueno, yo la vi a principios de los 90, pero ahí aún era un crío) no le haría babear semejante premisa? Sobre todo si había disfrutado con la saga "Star Wars" de la que, como decía, "Tron" se beneficia indisimuladamente.
Sí, más de uno y de dos decorados y personajes pueden recordar peligrosamente a los de la saga galáctica: el trío protagonista (Bridges, Bruce Boxleitner y Cindy Morgan) guarda un sospechoso parecido con el triángulo Luke-Leia-Han, y algunos decorados y vehículos podrían estar inspirados en toda la parafernalia Imperial. Pero en fin, ya es lo que se llevaba en la época.
Y luego estaba, no nos olvidemos, el emblemático duelo de motos, tan icónica para los amantes de lo pop como aquella carrera de cuádrigas de Ben Hur para los seguidores del peplum. Poco me importa que sea una versión a lo "Blockout" del "juego de la serpiente" de los móviles de toda la vida. Esa secuencia es la esencia de lo cool, y punto.



Hay en algunos momentos una cierta caída de ritmo; y en otros el galimatías informático es considerable para todos aquellos a los que la "programación" no nos dice nada y para los que el 1 viene después del 0 y punto.
Pero ¿quién se pone quisquilloso cuando se sienta por enésima vez ante momento mítico de su vida como cinéfago? Yo, desde luego, no.

En fin, vista ahora por primera vez, la película no pasa de ser la típica producción Disney de la época, tipo "Condorman", "La montaña embrujada" o las de la serie del escarabajo Herbie, sólo que menos infantil y con unos efectos especiales ahora absolutamente desfasados. Así que si no lo hicisteis en su momento no voy a ser yo quien recomiende que invirtáis vuestro tiempo en ella ahora.
Si por el contrario forma parte de vuestra conciencia cinéfila más aventurera y sois de los que, como yo, la colocáis al lado de "Los Goonies" o "Exploradores", a buen seguro os despertará una sana nostalgia y bastante recelo de cara al estreno de la nueva versión. Que ya es mucho.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías