Crítica de "Enter the Void", por el Capitán Spaulding

De un tiempo a esta parte, el cineasta Gaspar Noé está obsesionado con la destrucción del lenguaje cinematográfico clásico. Con “Irreversible”, el argentino propuso una historia terrible de venganza que comenzaba por el final y volvía atrás pasito a pasito, en 100 de los minutos más inolvidables (para bien o para mal) para la vida del espectador. Con “Enter the Void” la experimentación va mucho más allá y no sólo por su duración, de más de dos horas y media, sino porque esta vez nada queda de la herencia que el séptimo arte (abarcando toda película concebida desde los orígenes del cine hasta el rodaje de la que nos ocupa) le haya podido aportar al director: el argumento, su estructuración, la puesta en escena o el propio empleo de la cámara; todo en “Enter the Void” es una revolución, una innovación radical y, por supuesto, un motivo más para la adoración o el desprecio de su arte.
Porque con Gaspar Noé no existen medias tintas. O se le ama o se le odia. Y cierto es que en esta ocasión la comunión con sus métodos se antoja mucho más difícil. El de Buenos Aires se ha convertido en un radical casi impenetrable y su último trabajo así lo demuestra, es excesivo, extravagante, largo, alargado, pausado y difícil. En definitiva, exigente.


Cuatro son los bloques principales que conforman la estructura de la cinta, todos ellos centrados en la vida y la muerte (sobre todo la muerte) de un joven drogadicto y traficante residente en Japón.
Cuatro partes diametralmente distintas entre sí que estudian a dicho personaje hasta el más mínimo detalle de su ser, su consciencia, su subconsciencia y su alma, en 155 minutos en los que la cámara de uno de los mejores directores del momento navega y divaga por los cielos de un Tokyo psicodélico de neón, entra y sale de los cuerpos de los personajes, y va de una parte a otra de la trama saltando habitaciones, casas y manzanas. Un virtuoso ejercicio de dirección soberbio, arriesgado y original que se convierte en una experiencia única tan demencial como embriagadora, tan insoportable y vertiginosa para algunos como inolvidable para otros y, al final, necesaria.
Resulta casi imposible pararse a elogiar todas y cada una de las virtudes de las que Noé hace gala en “Enter the Void” sin destripar demasiado de sus secretos, por lo que tan sólo nos limitaremos a reducir en una frase lo que en realidad pretende ser la película, nada más y nada menos que un único plano secuencia en primera persona del alma, espíritu o como quiera llamarse del chico protagonista.
Normal que más de uno acabe abandonando la sala a los veinte minutos, como más normal aún es que quienes se queden hasta el final aplaudan con entusiasmo la revelación que puede suponer el visionado del film al completo. 


Y eso que, objetivamente, se le deberían reconocer aquí y allá numerosos altibajos rítmicos, cierta confusión en alguno de sus pasajes y cierta dispersión que quizás hubiera podido evitarse de reducir el metraje en algunos minutos.
En particular, quizás el apartado menos logrado sea el segundo y más ambicioso, en que la frase “la vida delante de sus ojos” adquiere un cariz prácticamente palpable mientras las imágenes van y vuelven, se repiten y se montan en desorden emulando los recuerdos que le quedan al chico, agonizante tras haber recibido un disparo mortal.
También hay quienes se pueden quejar del tercer acto, donde el alma intenta una ardua huida de todo manteniéndose al mismo tiempo cercana a sus allegados en general y a su hermana en particular. De este modo, de paso, se descubre cómo afrontan la muerte del joven los diferentes personajes, caracterizados de manera sumamente surrealista como el reflejo de una sociedad chunga y exagerada -y a su vez, reflejo de toda la película en sí-.
Sea como sea, cierto es que el carácter de “Enter the Void” va enrareciéndose a marchas forzadas, desembocando en una conclusión tan poética como alucinante (o alucinada), de tintes religiosos y heréticos a la vez, politeístas y, más importante aún, poseedora de una de las escenas más perturbadoras de los últimos tiempos. En momentos como este se agradece que las 3D aún no hubieran acabado de cuajar...


Por supuesto, todo recubierto de la velada referencia de turno a la odisea espacial de Kubrick (película a la que Noé homenajea siempre que puede, a juicio de un servidor), así como del resto de obsesiones del director, desde los títulos de crédito (iniciales y finales) de casi imposible lectura a la ya mencionada ruptura con todo concepto de cine existente. Y con esa necesidad por reinventarse película tras película, cosa que consigue sobradamente, huelga decirlo, con un “Enter the Void” que dará más motivos para odiarlo a quienes renieguen de él, pero también para que sus seguidores lo coloquen directamente y sin discusión alguna en lo más alto, convirtiéndolo en una suerte de dios cinematográfico.
Y es que le pese a quien le pese, Gaspar Noé es, desde ya, un cineasta fundamental, definitivo, por su carácter rompedor e innovador. Y su última película, como el “Anticristo” de Von Trier o el “Canino” de Lanthimos, una de las más importantes obras maestras del siglo XXI.
10/10

10 comentarios:

  1. Qué ganas le tengo a esta película, yo soy de los que como tú piensan que Gaspar Noé es un revolucionario, así que creo que es imposible que no me guste ¿se sabe si aquí tiene distribuidor?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. tío, para mí esta es su película más definitoria. Tiene tantos detalles, tanta locura condensada... tenías que ver la crítica original, rebasando las dos hojas de dina4!
    Lo bueno de este tío es que dan ganas de hablar de él!

    No cuenta con distribución por aquí, pero en mayo se estrena en Francia, por lo que antes o después espero que lleguemos a ella de un modo u otro...

    ResponderEliminar
  3. Soy capaz hasta de aprender frances por verla!! XD

    ResponderEliminar
  4. aunque no lo crea, acabo de darle la mano a Gaspar en una fiesta... y claro que espero ver esta peli cuanto antes!! el trailer es tan alucinante que es imposible no querer verla. Y claro, su papá es un groso asi que este monstruo tiene de donde salir...

    ResponderEliminar
  5. Su papá? Papá Noél? Jejejeje... perdona, es muy pronto por la mañana, y no he podido contenerme!
    Sobre la película, es muy excesiva y vale la pena ver antes alguno de sus anteriores trabajos para que no te pille en frío. De hecho, si no la has visto, ponte "Irreversible", o "Carne" (uf!) y si entras en su juego, entonces es que adoras a Noé tanto como un servidor ;)
    PD. Hablaste con él? te confirmó su próximo proyecto? Una porno en 3d!!

    ResponderEliminar
  6. Por fin pude conseguirla en DVD y es definitivamente rupturista e innovadora demostrando que el cine como lenguaje está lejos de agotarse. Señala muchos nuevos caminos a seguir en la forma de contar con imágenes y sonidos. Me enteré de las experiencias del director con ayahuasca y son evidentes en el tratamiento de la película. Sin embargo, concuerdo en la excesiva duración de algunas secuencias ( esos laaaargos travellings cenitales por los techos de la ciudad llegan a ser desesperantes) , por lo que hizo falta un productor o un editor con autoridad para decirle :” si , esta parte es alucinante, pero ya cortala, ya van dos horas, vamos a otra cosa”. Finalmente, me dejo un poco fruncido la trama de la película, lo que se cuenta, una historia débil a la que si le sacas toda la pirotecnia y el ingenio audiovisual, pues no pasa de ser un melodrama medio cursi que intenta , con sexo explicito de por medio, pasar por salvaje (sin conseguirlo, claro,se nota el disfuerzo) . Mucha sarten para ese huevo. Mas forma que fondo. Yo le doy 8.

    ResponderEliminar
  7. Cómo que la has podido conseguir en DVD? en plan "comprada" y todo? o sea, en Ejpañia? ohmygodohmygod!

    quizás sí haya escenas que en una sala de montaje se hubieran recortado, pero ahí también reside, para mí, la grandeza de la peli. Va totalmente a su bola, es exactamente lo que quiere el director que sea sin importarle nada más, y si quiere que el alma se tire diez minutos vagando entre piso y piso sin más, lo hace. En cuanto al argumento...bueh, aunque tal y como la describes me has despertado muchos recuerdos del mismo, ya no recuerdo nada (la vi hace cuatro años, en plena vorágine de festival... si no recuerdo de qué iba Fast and Furious 6 que la vi el viernes, imagina esta xD)

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no se si tendrás referencias pero aquí en Perú, el mercado del DVD es, digamos, diferente al tradicional. Algunos alcances porque es largo y complejo: ante la pobre oferta cinematográfica local, con multisalas lujosas y cómodas, 3D, popcorn delivery a la butaca y todo lo que se te ocurra, pero copada en un 75% por todo lo que bota Hollywood, sea bueno, malo o pésimo, existe una amplísima oferta de DVD piratas en tiendas de mercados de barrio, centros comerciales y algunas calles específicas, donde encuentras DE TODO: el blockbuster de moda, bollywood,asiático,indie,clásico,europeo,por géneros,corrientes,directores,anime,cortos,documentales,series,etc de procedencia planetaria. Puedes encontrar desde copias fieles de la edición oficial hasta el DVD con una película, un subtítulo en español y se acabó (olvídate del material adicional y todo lo demás). Es decir, una diversidad salvaje que llega a ser abrumadora y sorprendente para los foráneos. (Recuerdo unos turistas españoles saliendo sonrientes de Polvos Azules, el emporio por excelencia de este mercado, con bolsones repletos de DVDs, calculo fácil un centenar). Lo mejor de todo este entorno es el precio de cada DVD: desde 3 a 6 soles según el título. Calcula que 1 euro equivale a poco mas de 3 soles y la hamburguesa mas barata en Mc Donalds no baja de 5 soles , por lo que en toda casa de Lima, desde la mas humilde hasta la mansión mas chic, encontraras DVDs piratas. Gente que gana el sueldo minimo y considera un lujo impagable el internet o el TVcable puede, si se lo propone o interesa, tener una apreciable colección de DVD al lado de su humilde TV. Enter the Void jamás se estrenó ni se estrenará en Lima, ni en cineclubes siquiera, y la edición que tengo es una copia de la francesa,todos los subtitulos pero sin material adicional(me costo 5 soles). Hay mucho mas que contar por si interesa pero ya esta largo el mensaje…Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Joder, pues sí que lo tenéis bien montado. Aquí todo suelen ser estrenos de cine y grabados con cámara. Es un riesgo comprar piratería, y la venden a precios que a veces rebasan las mejores ofertas de tiendas originales. Una locura.
    Dicho lo cual, esperaba que fueras de por aquí (España) y me dijeras, para mi alegría "sí, hombre, si la compré en tal tienda". Jeh, maldito seas!! :P

    PD. Gracias por la explicación!

    ResponderEliminar
  10. Si quieres te la envio por courier, creo que de todas maneras saldria mas barato que comprarla alla je je ;).

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías