SITGES 2010: Crítica de "The Ward", por el Capitán Spaulding

La edad no perdona nunca y es por eso que, a sus 62 años, John Carpenter se había mantenido un poco en las sombras tras los estrenos de la sensacional “Vampiros” y la reivindicable “Fantasmas de Marte”. A excepción de un par de episodios de la serie “Masters of Horror” (uno de los cuales, “Cigarrette Burns”, sigue siendo de los mejores si no el mejor) nada sabíamos del mítico cineasta, motivo por el que su retorno con este “The Ward” que ahora nos ocupa no podía sino ser recibido con gran expectación por parte del gremio.
Anteponiéndola a su cada vez más deteriorado estado de salud, esta producción supone (o debería suponer) un retorno a las épocas doradas del director de “La noche de Halloween”, al ser una horror movie pura y dura con manicomio como escenario, grupo protagónico integrado por mujeres (a quienes capitanea Amber Heard), asesino en serie y/o presencias sobrenaturales.
Todo servido con su ración de sustos clásicos a base de repentinas apariciones en primer plano y violines desbocados atronando por los altavoces.
Por supuesto, en manos de cualquier otro director la cosa sonaría a “sálvese quien pueda”, pero con Carpenter tras la cámara el potencial se derramaba por los cuatro costados, y la esperanza de un buen producto de terror de serie B quedaba más que justificada. Al final, de serie B hay a granel, sí; pero por mucha amplitud que se le quiera dar a su significado, la palabra bueno no aparece por ninguna parte.


Y eso que la verdad es que las cosas empiezan muy bien, cuando se descubre el marco temporal del film (los años 60) y se escucha una banda sonora terrorífica compuesta por voces que remiten a los mejores años del género. Además, el trabajo de Carpenter es fiel a su estilo al conjuntar caspa y auteur en un nuevo ejercicio imposible de ubicar en tiempo, género o calidad (¿una serie B de altura o una mala buena película?). Más: la apertura del film promete guión mínimamente pensado e intriga que resolver entre susto y susto, con personajes que esconden secretos y otras verdades esperando a la vuelta de la esquina.
Sin embargo, el globo se desinfla rápidamente, y es que conforme pasan los minutos, la marejada da paso a una calma total de la que no salpica ni un solo chorro de agua. “The Ward” va perdiendo interés minuto a minuto, las situaciones de tensión no consiguen sorprender al espectador ni una sola vez, cada susto se ve venir con puntualidad suiza momentos antes de que tenga lugar, y el desarrollo del entramado comienza a zozobrar quedando encallado en demasiadas ocasiones.


Hay que esperar a que arranque el último tercio de la cinta para volver a reavivar el fuego, a partir de cierta (gloriosa) fritura cerebral que pone punto y final a la apatía general y da el pistoletazo de salida a la locura (relativamente hablando, ojo), colocando a la amenaza a la que debe enfrentarse el grupo más cerca del serial killer de “Scream” que de un ente sobrenatural.
El problema es que, una vez más, todo se acierta antes de que suceda, sin importancia del número de twists de que disponga el guión, porque ya se ha visto recientemente en dos ocasiones, una de ellas demasiado cercana en el tiempo.

Entre tamaña falta de sorpresa, su trastabillado ritmo y la total imposibilidad de asustar mínimamente al público, “The Ward” queda en muy poquita cosa, apenas disfrutable pero en todo caso en pantalla pequeña. Más parecido a un capítulo largo de “Masters of Horror” que a una producción cinematográfica, si para algo sirve el film es para confirmar lo complicado que resulta hacer una buena película de terror, algo que ni el propio John Carpenter tiene asegurado. Ésta, desde luego, no lo es.
4/10

8 comentarios:

  1. Que peníta que mi idolatrado Carpenter no sea capaz de volver a su buen hacer entregando una peli de, por lo menos, ¿un 6/10?.

    "Capi" ¿has estado en la entrega del premio a Sid Haig?.Si es así espero que hayas disfrutado del momento,jeje.

    Friki Saludos!!

    PD:¿Alguno de los habitantes o visitantes de la casa va a ir a la maratón del domingo del festival?

    ResponderEliminar
  2. Hostia, pos anda que no molaría encontrarnos!

    Pero yo personalmente estaré el viernes y puede que el sábado. En principio el domingo ya no...

    ¿Vas a estar tú por ahí?

    ResponderEliminar
  3. Yo seguro estaré el domingo.Ya tengo mi entrada para el maratón del Auditorio a las 16:00h.

    En caso de que vaya otro día os aviso.Y si vais el domingo decidme algo.Lo que una vez allí...¿como nos vemos?jeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Seremos los únicos tipos que llevaremos camisetas de La Casa de los Horrores, jejeje

    De todos modos, podemos hacernos un toquecillo al móvil, o así...

    ResponderEliminar
  5. Lo de las camisetas creo que es una buena pista...aún no lo tengo claro,jajajaja.

    Yo seguro voy el domingo.Y lo de darse un toque al móvil, si al final no es para Sitges y en otra ocasión quereis poner en común nuestras impresiones frikis,ya sea despues de ir a ver una peli o lo que sea; por mi encantado.

    Friki Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Nosotros encantadísmos, por supuesto. Sólo faltaría encontrar tiempo...

    Pero, ya lo habíamos dicho, cualquier día de estos cae un ecuentro Casero por todo lo alto

    ResponderEliminar
  7. Pa qué coño vivís tan lejos...
    Sitges, Sitges... anda que no molará cuando aquí creemos el "Leganés Festival" y no podáis venir ni nada.


    Os tengo más rencor que al director de esfectos especiales de "Carnosaurio".

    ResponderEliminar
  8. Zack, todo es ponerse: pillas tu coche y en unas horas te personificas aquí ;)

    PD. Ya estamos acreditados para Leganés 2011, que lo sepas

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías