Crítica de "The Tourist", por John Blutarsky

El turista, ya se sabe, es el tipo ese que, con el modo vacaciones en ON, se dedica a pisar terrenos extranjeros sin darle muchas demasiadas vueltas a nada más que a blandir cámara de fotos y billetera en la tienda souvenirs. Como coleccionando momentos, o países, pasando por ellos de un modo recreativo, fugaz y peregrino. Nadie podemos escaparnos de haber sido, por lo menos alguna vez, un guiri.
Así que esto de "The Tourist" se antoja un acierto desde su mismo título. Involuntario, pero acierto al fin y al cabo. No sólo porque se intuye detrás de la operación que sus responsables -con el director de todo esto más Jolie y Depp a la cabeza- se hayan pegado el puente padre por tierras (canales, lo que sea) venecianas, sino también porque, como buen producto de turisteo a la película no le apetece profundizar en nada. Y como un turista que no se preocupa de quién rayos era el tal Miguel Ángel pero le encanta poder decir que ha visto la Capilla Sixtina, así "The Tourist" se podrá jactar de llevarse al público al huerto sin preocuparse de saber quién es ni qué piensa. Y no digamos de ofrecerle algo.

Porque sabe que con sólo tocar unas teclas se lo llevará a la cama: en este caso las de una pareja protagonista de infarto taquillero y un aire como de comedia clásica de intriga a lo Stanley Donen. Como un rescate de "Charada", o una puesta al día del "Atrapa a un ladrón" hitchcockiano. Hulega decir que ni Angelina Jolie ni Johnny Depp son, qué se yo, Audrey Hepburn y Cary Grant.
Pero les gustaría. O por lo menos a su director, el alemán Florian Henckel von Donnersmarck cuya primera incursión norteamericana ha resultado al final un petardo con la pólvora mojada. Que el hombre ha pasado por caja, eso es seguro. Lo que no sé tan bien es si Henckel von Donnersmarck ha querido (re)dignificar el género buscando esos reflejos de que los hablaba de un cine que con ser puro entrañabilismo ya se sobraba.


Y es que el cine de acción, agentes y suspense generalizado, cuando no puede enfocar con igualada puntería a cerebro y estómago (eso debiera), por lo menos tiene que afinar el tiro hacia uno de los dos centros erógenos del cinéfago de turno. Lo más jodido es cuando no se llega ni a disparar y, como en el caso de "The Tourist", la cosa va falta casi de todo.
Y aunque esos primeros intercambios dialécticos (bastante idiotas pero definitivamente simpáticos) parecen apuntar hacia algo bueno (¿screwball asomando la nariz?), pronto la parte literaria se diluye en un mar de suero argumental que va transparentándose a medida que avanzan los minutos. Seré más prosaico: el guión es una auténtica mierda. El argumento es anoréxico y sobreexplicativo, el romanticismo relamido y sin subtexto azufroso. No hay retruécano, ni rizo que se riza, ni nada de eso más que un par de twists más o menos obligatorios, más o menos previsibles, definitivamente patilleros. No hay ingenio ni inteligencia. No hay auténtica diversión. Sólo un sistema de reglas con el que se podía jugar hace 50 años y salir con éxito, pero que ahora requiere de una actualización del carisma para seguir funcionando.
Y la parte digestiva, pues como que también anda revuelta. Donde debería haber acción a desmadre, tiros, carreras, ritmazo de taquicardia y obertura ocular para todos, encontramos una colección de momentos desmayados, rodados torpemente, sin garra ni personalidad. Una acción anémica y con una galopante hipovitaminosis. Chute necesario que no llega jamás.
Y el caso es que la mona se viste de la mejor seda que ha encontrado. El lujo veneciano le da a todo un exotismo "viejo continente", un eurotrip parecido a aquél que con tanta eficacia explotaba De Palma en las primeras secuencias de su "Misión Imposible". ¿Y qué se me dice de la Jolie? El 50% de Brangelina ha encontrado definitivamente su lugar en el cine pop corn con su lustroso traje de heroína cañón de actioner, en este caso con un aire a actriz clásica en la que a ratos es Audrey, a ratos Sofia, en todo momento divina (y en ningún momento especialmente destacable como intérprete). Y a su lado Johnny Depp, otro imán popular, todo desparpajo y naturalidad, sin importar que en el fondo aquí esté especialmente apagado, conocida su capacidad para el histrionismo.


Sin embargo todo esto es papel de celofán, muy bonito pero que deja ver el interior del regalo: un enorme saco de bolas de papel con la $ pintada en él.
Y la verdad es que nadie pone demasiado de su parte para que no sea así. Dejadme colofonar esto de modo un poco heterodoxo, con una explicación directa. La de una de las secuencias que abren "The Tourist": Angelina Jolie se contonea por las calles de París, siendo vigilada de cerca por la Interpol vía cámara oculta. Los agentes en cuestión teledirigen con el joystick la imagen que les muestra su cámara al trasero de la señorita, a lo que reciben amonestación por parte de su superior. "Por favor, caballeros, sean serios". El siguiente plano es el del culo de Jolie, del que se nos había privado hace unos segundos, sólo que en este caso recogido con todo lujo de detalles por la propia cámara de Henckel von Donnersmarck.

3'5/10


12 comentarios:

  1. Pues menuda mierda. Con las ganas que le tenía...

    ResponderEliminar
  2. Es una mierda: Deep está feo, soso y aburrido y la Jolie guapísima y pensando en otra cosa. No química, no intriga (desde el principio canta todo), no acción, no guión, no nada... una mierda. Hasta les coges manía y te dan ganas de que pringuen... y sí, olía de lejos, pero da rabia... jolñin, no costaba tanto ponerle un poquito de nteligencia y de feeling...

    ResponderEliminar
  3. Jeh, para qué contar en 900 palabras lo que puedes decir en un par de frases...?

    En serio, anónimo, de acuerdo en todo. Incluso en eso de que aunque se viera de lejos, podrían habver puesto un poco más de ganas...

    Gracias por la aportación y un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola reportandome amigos mas perdió y me muero q decepción de película....

    esta noche espero ver a los ganadores...full cobertura

    ResponderEliminar
  5. "Decepción"? Pero eso no ocurre cuando te esperas mucho de una película? Esta ya se veía de antes que era una bosta... no? jejejeje...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Pense q iba a ser mejor almeno entretenida mas aburrida

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, es todo lo aburrida que parece y más. Un desastre

    ResponderEliminar
  8. Terrible eh? podría haberse hecho algo mucho mejor, pero menuda chafallada, la repanocha.

    pFFFFFFFFFFFFFFFFFFRRRRRR

    ResponderEliminar
  9. no aguante ni los primeros 20min


    TRIIISTEEE!!

    ResponderEliminar
  10. XDDDD

    Poco aguante... y mucha inteligencia

    Hiciste bien ;)

    saludos!

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías