Crítica de "Torrente 4: Lethal Crisis", por el Capitán Spaulding

Hasta que no venga, no sé, J. A. Bayona a remediarlo, toca considerar a Santiago Segura como el Steven Spielberg español por varios motivos. Primero, porque es uno de los (muy) pocos cineastas nacionales capaces de entender el espectáculo a lo grande, pues tras un primer "Torrente: el brazo tonto de la ley" que tiraba de caspa y ranciedad, la saga que lo ha hecho mediático ha supuesto un despliegue inapelable de medios, recursos audiovisuales y efectismos de la más variada índole para conseguir justamente lo que el director de "Tiburón" en su faceta más macarra: fuegos de artificio con sensación de grandeza (ojo, que me sigo refiriendo al apartado espectáculo/recursos), y cine de entretenimiento sin mayor vocación explícita que... la de entretener. Segundo, porque sólo él sabe leer de manera tan rematadamente perfecta las fluctuaciones del mercado y de la demanda, adelantándose a ella y ofreciéndole lo que siempre parece necesitar, al menos sobre el papel. Y tercero, porque sus tres películas de la franquicia han amasado cantidades sonrojantes de dinero, y no parece que la cuarta que ahora nos llega vaya a quedarse corta precisamente. Claro que eso también se debe al ejercicio de promoción y autobombo que acompaña a los días, semanas, meses e incluso años previos a sus respectivos estrenos, que convierten a su vez al amiguete en la Julia Roberts del cine español y no precisamente por su belleza; aunque de eso no toca, ni nos corresponde, hablar.
Centrémonos pues en "Torrente 4: Lethal Crisis", y tratemos de averiguar cómo demonios analizarla cuando todo el mundo sabe lo que hay de antemano, y la propia película no deja de ser una suerte de remake del remake que ya fue "Torrente 3: el protector". Porque que nadie lo dude ni un instante, Segura es condenadamente inteligente, y por eso sólo él sabe endosar una y otra vez lo mismo de siempre, y encima regocijarse de ello. Ahí está la constante de la saga, el chiste de las pajillas, abierta declaración de intenciones que define su estrategia como director a la par que le vale como excusa tras la que escudarse de los (previsibles) aluviones críticos: señores, esto lo que hay y lo que van a ver, si quieren otra cosa cambien de sala. Y efectivamente, como ese gag que se mantiene intacto en su sustancia y sólo varía en su forma es esta cuarta entrega del apatrullador, la misma película adaptada a los tiempos que corren tanto técnica como socialmente. De este modo, si el 3D es lo que se lleva en cines, de 3D tirará Segura; y si La Belén Esteban esta en la boca de toda España, La Belén Esteban tendrá su correspondiente cameo en la película. Igual que el resto de tertulianos que pueblan la televisión, que los famosos del petardeo más denigrantes (¿en serio, a la hermana de Lucía Lapiedra hay que recurrir hoy en día?), y que los futbolistas más de moda, como ese Cesc Fábregas vistiendo los colores de cierto equipo galáctico... Menos mal que no se olvida de tipos con cara y ojos como Carlos Areces, Ernesto Sevilla, Andreu Buenafuente o Enrique Villén, y sí, estoy obviando deliberadamente el caso de estudio que supone Paquirrín.


Lo dicho, lo mismo de siempre con apenas cierto atisbo de voluntad por volver a los (extrañados) orígenes, enterrado a base de los recurrentes chistes de brocha gruesa que no dudan en tirar de pedos y demás, gags desfasados (ahora se quema un vestido, ahora toca apagarlo, oh-oh, le he tirado una copa de alcohol creyendo que era agua... en fin), referencias obvias que igualmente no reconocerá ni la mitad de su público, y un metraje que progresa a base de la superposición de famosillos invitados. Imposible enarbolar una trama decente de esta manera, pero qué importancia tiene eso si el público puede estar constantemente vociferando los nombres de sus héroes, descuajeringándose al ver el pene de Santiago Segura erecto (oh, sí) o al pillar el enésimo chiste-caca. Y ojo, que trama sí hay, reducida a una mota de polvo por eso. Y creo que es justamente por el hecho de que exista un argumento a seguir, que “Torrente 4” se torna en lo que en realidad es: un (sub)producto condenadamente aburrido. A la que su ¿guión? enlaza dos o tres chistes fallidos (y los hay a puñados), la película se torna tediosa, se bloquea en masa y queda enquistada cual pelo más extirpado, por lo que quien busque algo más en ella (algo que sí podía encontrar en las partes uno y dos) aquí ya sí que no tiene nada a lo que aferrarse, salvo un empleo de las tres dimensiones absolutamente exquisito. Y es que lo decía al principio, pocos como Santiago Segura entienden tan a lo grande el cine, por lo que pocos son capaces de construir un espectáculo tan condenadamente infecto como visualmente sorprendente, hasta embriagador, y espectacular.


Llegados a este punto, viene la parte más complicada, otorgar valoración numérica a una película que cinematográficamente es una mierda de muy mal gusto (situada en un punto inexacto entre la segunda y tercera entregas de la serie), que encima es aburrida y poco válida como comedia, al contar con apenas tres o cuatro momentos realmente graciosos generalmente a costa de los inmigrantes o de la política actual. Pero que a su vez obtiene matrícula de honor al cumplir con sus objetivos, que son los de llenar los cines sin importar el público que a ellos asista. Bastaba con echar un vistazo a la sala esta misma mañana, de cuya treintena de espectadores la gran mayoría eran niñatos cani salidos y de cerebro de besugo, hasta el punto de ser los típicos que levantan sus manos para tapar el proyector y ver así sus dedos anulares proyectados en pantalla. A ellos, la película les ha encantado. La que se nos viene encima...
5/10

Enlaces relacionados
Trailer y póster
Varios pósters

35 comentarios:

  1. Ahhhh! la delgada línea entre el gag clásico y el cansino.

    A mi la primera me gustó y mucho (de hecho la tengo en mi trilogía del cine español moderno: Airbag - El Día de la Bestia - Torrente) pero ya es lo mismo y con muy poca gracia. Creo que lo único molón, molón, es ver a los famosillos hacer su cameo, pero creo (bueno, estoy seguro) que para eso no pago.

    Aunque hay que agradecerle a Segura el hacer cine para el público y no para onanarse el alma, costumbre que tienen el 95% de los directores españoles. La suya y la de sus amiguetes del gremio y políticos afines.

    ResponderEliminar
  2. Mirad, de acuerdo con Bluto, de acuerdo con marc.
    Hay que alabar el gusto (?) de Segura de seguir dando al público lo que pide a gritos en un cine español antaño estancado en la crítica social y una forma de hacer comedia atascada en la época de cine de barrio.
    Si bien es cierto que Torrente también sigue anclado en la época del destape, siempre hay un pedo y un eructo que nos devuelve a la realidad del humor zafio que hemos pagado por ver.
    Cabe destacar que la constante presencia de cameos se hace de forma que resulta poco molesta, aunque moleste ver quien sale en pantalla. Pero esto se hace aquí y en Lima por más que los destructores críticos españoles se empeñen en tirarla por la borda en lugar de dejarse las neuronas fuera de la sala y, en ocasiones, disfrutar de una cremallera que se atasca en un prepucio, que deja lugar la duda de que lo más probable es que todos sean de miembros cercenados. Por supuesto no aplaudo la película pero como decía Hansel, cierto modelo con poco cerebro:
    "Sting es otro de mis ídolos. La música que él ha compuesto nunca la he escuchado pero sólo el hecho de haberla compuesto me inspira respeto"

    Pues eso

    ResponderEliminar
  3. XDD

    Stuppenda crítica, B-Man!!

    Lo de Hansel me lo apropio. Qué buena! Qué útil! Cuando la utilice le citaré, of course.

    Yo de Torrente paso. No he visto ni la prime. Y eso que Segura me cae la mar de bien y le respeto mucho. Paso. Para mi sería ir a verla sería lo mismo que ir a un bar y comerme un bocata de pan chicletoso con algo de cerdo rancio y grasiento y encima frito en aceite de taxi. Tú te comes eso y o lo vomitas nada más salir del bar o seguro que algo chungo te queda mutando dentro. Yo paso. Health Life.

    ResponderEliminar
  4. Joder con los sandwiches en mi cabeza, releo y sobra el primer "sería", sorry...

    ResponderEliminar
  5. Gracias, gracias a todos por las alabanzas. La verdad es que la crítica me ha costado lo suyo, pero al final he encontrado las palabras adecuadas y he sabido ponerlas en el orden correcto

    Si es que soy un hacha

    ResponderEliminar
  6. La tuya era buena, como siempre, pero la de zac provocaba el asquito ese en el vientre y en la boca made in Torrente. No he podido evitar describirlo.

    ResponderEliminar
  7. Y antes de quedar como un completo capullo, casi que os miréis quién ha escrito enr ealidad la crítica

    XDDD

    Pájarus!!!

    ResponderEliminar
  8. O como diría Chandler, qué tal si sigo fanfarroneando de coña Y ENTIENDES LO QUE TE DIGO

    ResponderEliminar
  9. punched!!

    osti, nen, te he leído el comment, me he vuelto p'arriba (la crítica la leí ayer), le he echao una diagonal y ni he mirado el autor. Qué fuerte, me ha colado a tope como tuya!! Ya lo dije: dos envoltorios pero un solo lagarto (bifálico, según Spauklding)

    ResponderEliminar
  10. OWNED!!!

    Nada, nada, asumo mi culpa Sarah. Que he sido el primero en mencionar a Bluto.

    Juaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Spaulding, disculpas x 1000,voy a darme cabezazos contra la pared de corchopán que tengo siempre para estos casos.

    ResponderEliminar
  11. Hosti, sí, es verdad, empezó Zack...

    En todo caso, mi stuppendo iba para Zack, me gustó mucho el commment. Al releer ahora, creo que Bluto ha creído que era para él (para Spaulding, in fact) ...;)) B-Man = Boxers-Man, no Bluto-Man ;))

    El burlador burlado, o algo así

    ResponderEliminar
  12. ... Yo no hesho ná!

    Gracias Sarah, pero espero que los dueños de La Casa no tomen represalias por Diors xD

    ResponderEliminar
  13. Date por baneado Zack. Estos tíos son así.

    ResponderEliminar
  14. Marc, hoy me han abucheado en un centro comercial. No sé si son fans de Pamela Anderson o integristas Caseros.
    Tengo miedo

    ResponderEliminar
  15. Uff! casi seguro que son Integristas Caseros. Te has metido con la gente equivocada, Bluto y Capi ya están moviendo sus hilos, haciendo llamadas a sus 'oscuros' contactos... no quiero ni imaginar lo que te puede pasar. Suerte!

    ResponderEliminar
  16. Silencio necios.

    Estamos pactando con Rafapal y una asociación de entes alienígenas para castigaros a todos por vuestra inobediencia y desacato casillero.

    Y avisamos que se barajan sondas anales para todos (una para cada uno, no os apuréis).

    Así que ya podéis ir recuperando vuestras feses.. fées... fés... e ir mandándonos a la redacción vuestros patas negras.

    ResponderEliminar
  17. Mi pata negra? Bueno, no sabía que había llegado información al buzón de La Casa sobre mis piernas pero, es verdad todo lo que habéis leido. Es acero pa los barcos.
    Sondas anales? Mira, casi prefiero ponerme todas las de Torrente una tarde...

    ResponderEliminar
  18. Zack, marc... if you need us (SSR), just whistle. Do you know how to whistle, right? Lips together and blow

    ResponderEliminar
  19. ¿Y no puede ser con un foco super potente que refleje la silueta de las tres macizorras en el cielo?
    Es que me hace ilu.

    ResponderEliminar
  20. No sé si os habéis dado cuenta, pero este he sido yo, pasando olímpicamente de vosotros durante todo el fin de semana como repulsa manifiesta ante tamaño insulto hacia mi persona.O sea, tíos, que si me desperté el viernes, salí de casa con el tiempo que hacía para estar a las 12 en el cine, pagué mis 9 euros y a las 4 ya os tenía escrita la crítica de Torrente 4 fue única y exclusivamente por vosotros y por La Casa... y así me lo pagáis?

    ResponderEliminar
  21. Spaulding, culpa a mi estigmatismo que me hizo creer que ponía Blutarsky en vez de Spaulding...

    Cuanto tiempo más vamos a tener que sufrir las consecuencias de tamaña ofensa? Como iniciador de toda la movida pido DISCULPAS públicamente y que nos perdones. Donde hay que enviarte el jamón?

    ResponderEliminar
  22. Ahora empezamos a etendernos. Te envío por privi mi dirección XD

    ResponderEliminar
  23. Salud a todos/as. He de decir que me estaba resistiendo a dar mi opinión sobre este evento cinematográfico, pero como mis luchas internas las suelo perder yo, pues ahí va (por lo menos le daré gusto al cuerpo, aunque nadie me lea):
    1- me parece de p... madre que S.Segura gane un pastón perpetrando sus torrentadas, de verdad. Después de todo, tampoco le obliga aq nadie a ir al cine (porque no puede, supongo. Nada que objetar, salvo una pequeña observación: si a este tío le dan una pasta pa realizar una peli y no le sale, por ejemplo, "Ciudadano Kane", sino "Torrente 4", a lo mejor no es sólo por la pasta,sino porque tampoco hay más que rascar.
    2- Me parece de p... madre que el público español acuda en masa al cine a ver esto. Después de todo, no hay más que darse una vuelta por la calle ( o ver un rato Tele 5) para darse cuenta de la fauna y flora que pulula por este país, así que no cabe llamarse a engaño. nada que objetar, tampoco.
    3- Ahora bien, lo que me parece insoportable, es la aquiescencia generalizada (por no hablar de lamer el culo o chupar otra cosa)por parte de TODOS los medios, sin excepción, a este subproducto (y no lo hacían cuando Segura realizaba los cortos aquéloos de Evilio, que venían a ser lo mismo. ¿Qué curioso, ¿no?). Es lo que se llama "justificación por el éxito" y me parece repugnante . Coño, si hasta mi admirado Buenafuente le pedía anoche a su público un aplauso para Torrente 4, por que había superado el millón de espectadores!!! Ya sé que sale en estas pelis, pero digo yo que tonto no es y se dará perfecta cuenta de que son una MIERDA con todas sus letras... Ahora bien, donde hay pelo hay alegría y donde hay pasta de por medio, pues ya se sabe... En fin, gracias por permitirme este desahogo. ¿Qué se debe?

    ResponderEliminar
  24. Amén a cada palabra. Y no me lo releo porque me deprimo... fucking country.....

    ResponderEliminar
  25. huang, ya te pasamos la factura otro día, pero no lo dejaremos sin más. Tsss, que La Casa sirve para muchas cosas, pero desahogarse y hacerlo a costa de Segura...! En fin, que suscribo yo también cada palabra, tío. Y así vamos...

    ResponderEliminar
  26. Wow, que indigesta! no pasa de un 2.1

    ResponderEliminar
  27. sí, si yo pienso lo mismo, de hecho, por eso antes del 5 hablo del miedaco que me da todo esto.... pero vamos, chusta donde las haya, en especial si le quitas el 3D!

    ResponderEliminar
  28. No me la quiero ni imaginar en 3D, viendo los pedos en la mano del Segura.

    ResponderEliminar
  29. Lo del comentario anterior es un spoiler... pero casi mejor dejarlo no? para que nadie más sufra de forma innecesaria.

    ResponderEliminar
  30. sí sí, lo dejamos ahí como quien no quiere la cosa.. ;)

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías