Crítica de "Four Lions", por el Capitán Spaulding

crítica de four lions
Si uno se genera una idea de Four Lions, a partir de apenas un par de detalles generales de ella, seguramente acabe cayendo en el error, o generándose unas expectativas sensiblemente distintas a lo que corresponde. Porque cuando uno lee que se trata de una comedia centrada en el choque de culturas (oriente versus occidente), piensa en muchas cosas. Y cuando en cambio le llega una especie de escudo defensivo que reza algo así como que la película no es antirreligiosa ni todo lo contrario, piensa en muchas otras; ¿qué se han metido en un jardín por tocar temas delicados quizás? Nada más lejos. No señor, la película de Chris Morris sabe perfectamente dónde se mete, sobre qué heridas va a echar sal y en qué llagas va a meter mano. Y vaya si escuece. Ojo que vienen curvas: Four Lions va sobre un grupo de musulmanes residentes en Londres cuyo mayor sueño en la vida es provocar un atentado vía inmolación. Y sí, es una comedia, que refugiándose en el humor tiene mucho (y en ocasiones, muy grave) sobre lo que hablar; y si bien es cierto que no hay ningún discurso antirreligioso, sí lo hay anti muchas otras cosas, haciendo que al final, de esa idea preconcebida que había podido hacerse uno sabiendo una o dos cosas, se pase a una potente película de denuncia social, mordaz y necesaria. Ah, sí, y de lo más divertida.


Cuidado, humor de risotada hay poco, que tampoco es plan. Pero desde su arranque, con las tomas falsas del rodaje de un vídeo terrorista, la cinta descubre sus intenciones inesperadas, y al tiempo que el espectador se pregunta "¿pero esto qué es?", presenta al gran descubrimiento de la temporada: un inglés (interpretado por Nigel Lindsay) que se cree terrorista musulmán, y encima especialista en materia. Una delicia de personaje muy cercano al John Goodman que acompaña a Jeff Lebowsky, capaz de decir cosas como que lo mejor para los fines del grupo es atentar contra una mezquita, o que no se puede ganar un debate por el simple hecho de tener razón. Glorioso. Ya lo avisaba antes, que pese a no haber demasiados momentos para la carcajada (alguno sí hay, y muy logrado además), Four Lions es tremendamente divertida, al partir de un guión que se saca de la chistera ingeniosos gags de las mismas situaciones con las que Ron Howard (por ejemplo) hubiera elaborado un dramón de cuidado.

crítica de four lions

Ahora bien, eso en absoluto implica que el espectador pueda entrar en la sala y salirse de rositas al cabo de hora y media. Que la suya sea una comedia no le impide a Morris poner sobre la mesa una miríada de temáticas que afectan tanto a la sociedad en general como a la inglesa en particular, obligando a propios y extraños a la reflexión. La mixtura entre Oriente y Occidente se lleva la palma, claro, y es tratada (no se asusten) tanto desde una perspectiva positiva como desde una más negativa; acude al dibujo del fresco la figura del personaje más protagonista, un joven idealista, casado y con un hijo, pero sumamente inquieto y deseoso por llevar a cabo su misión suicida. Personalidad que contrasta netamente con la de su hermano mayor, musulmán asentado y contento con su vida occidental, aunque de marcadas costumbres. Y la influencia de un mundo en el otro: impagable ver al cuarteto cantando Dancing in the Moonlight. Otros temas a colación: la presencia de ese ¿eficaz? sistema de videovigilancia inglés que convierte sus principales ciudades en un Gran hermano gigante, las dificultades laborales para el ciudadano medio, las tensiones raciales presentes por doquier por mucho que se oculten... hasta la imposibilidad de entender nada de las tarifas de precios de los teléfonos móviles reciben aquí su correspondiente tirón de orejas.

crítica de four lions

Salta a la vista, por lo tanto, que a la mínima que se lo proponga, Four Lions puede convertirse de golpe y porrazo en un film mucho más grave de lo que aparenta. Lo vengo avisando todo el rato: hay ocasiones en las que entre gag y gag (o en el mismo gag en sí) la cosa se enchunguece y de qué manera. Trataremos de spoilear lo menos posible, pero imaginad una casa con una familia feliz en que sale el tema de las inmolaciones a colación, y tanto la mujer como el niño (¿qué tendrá, ocho años?) instan al hombre a que se haga explotar para ir al cielo. Escuece, y eso que es de las flojitas. Pero es que en el fondo, de eso va la cinta. Lo que no tarda en convertirse en un esperpento de lengua viperina necesita de ese veneno para dar en la diana, que se traduce en lo absurdo del terrorismo.

crítica de four lions

Y a todas estas, ¿la película, qué tal? Pues bien, gracias. No es ni mucho menos perfecta, puesto que opta por un estilo discutible (zooms anacrónicos, tembleques excesivos, montaje presuroso...) con el que cuesta hacerse al principio. Y porque su ritmo no es todo lo constante que se desearía: no son pocos los bajones que en ocasiones ponen en serio peligro al conjunto. Pero aparte de estas lagunas, alcanza unos niveles muy elevados, y la verdad es que, por todo lo que venimos diciendo hasta ahora, la gracia sale prácticamente redonda. Súmese a todo ello un final de órdago, estocada mortal de su tesis sobre lo absurdo, y ya lo tenemos: Four Lions es una de las grandes del año. Qué gracioso, oigan.
8/10

5 comentarios:

  1. guay! vale mucho la pena. Y si eso... antes de ello ponte la primera temporada de The IT Crowd para saber quién es el director!! (6 epis, de 25 minutos... se hace en una mañana tonta como, jeh, como la de hoy)

    ResponderEliminar
  2. Estoy bjándola (Bender recomendation). Vi el primer cap hace tiempo, me pareció más de lo mismo y pasé. Pero si Bender+Caps dixit lomimmo (milagromilagroso)... no me la pierdo!! ;))

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que el primer capítulo no es nada del otro mundo, pero luego tiene sus puntillos. A mi es que me llegan al alma algunas cosas. Siempre he querido tener el contestador que dice: "Ha probado apagando y volviendo a encender?"

    ResponderEliminar
  4. Me sumo

    Capi+Bends+Bluto

    La primera es sumamente gloriosa. La segunda casi tanto. De la tercera en adelante va para abajo. Humilde opinión.

    Pero vamos, que vale la pena

    (y luego si eso veis todos "Garth Marenghi's Darkplace", que creo que en La Casa de los Horrores la recomiendan)

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías