Etiquetas:

Estrenos de la semana (8 de febrero)

Llévatelo
Crítica de Las ventajas de ser un marginadoCrítica de NoCrítica de Mamá

Fin de semana movidito (y van) en cartelera. Los Oscars siguen acercándose y eso implica que películas nominadas se nos sigan presentando. Aunque ya no son pelotazos comerciales del calibre de Tarantino o Spielberg, por lo que eso permite algo más de variedad. Variedad traducida en bombazo económico y sorpresa terrorífica de obligado visionado para los amantes del género, o en comedia dramática (o drama cómico) generacional igualmente obligado para los amantes de historias positivas, superacionistas y con alto contenido de remembranzas... o en nueva-película-con-Ryan-Gosling (el título es lo de menos), de obligada visión para todos los fans del actor...

No
Pablo Larraín firma, con esta película, el cierre de una supuesta trilogía centrada en la sociedad de su país de origen, marcada (como es obvio) por Pinochet. Pero el suyo no es cine-denuncia, o por lo menos, no lo es al uso. Y es que centra su interés en la figura de un publicista y en su evolución, psíquica y emocional, durante los días en que el régimen pinochetista se enfrentó a la opinión contraria mediante, entre otras cosas, a un intercambio propagandista y publicitario. Larraín mezcla imágenes de archivos con otras ficticias que casan con las primeras mediante el empleo de tecnología U-matic (vade retro!), y el resultado es una película distinta, única, apasionante. No ganará el Oscar, pero sólo porque ha tenido la mala suerte de competir en un año muy difícil. Lee la crítica de No

Las ventajas de ser un marginado
Por derroteros bien distintos circula la apuesta indie/hispter/loquesea de la semana. Tres jóvenes de finales de los 70 entablan una relación que los ayuda a madurar y a descubrirse como individuos mientras afrontan, juntos, esa difícil época que marca el final del colegio y la entrada a estudios superiores. Típica, mucho, pero también sutil y entrañable, divertida y de vibraciones excelentes. Oh, claro, buena parte del éxito se debe a su trío protagónico, encabezado por un Logan Lerman sensacional a quien siguen muy de cerca Ezra Miller y Emma Watson. En suma, una película a la que se le coge fácilmente cariño, que le alegra a uno la tarde, y que sirve como respuesta madura, sensata y profunda a los fuegos de artificio de nuestro Espinosa. Lee la crítica de Las ventajas de ser un marginado

Mamá
Claro que todas ellas pasan a un segundo plano cuando hablamos de la sensación de la temporada. Tras haber arrasado en taquilla norteamericana, la producción de Guillermo del Toro se estrena en nuestras carteleras con la promesa de ser una de miedo que de verdad, de verdad asusta. Ya tocaba. Y es que se le pueden echar en cara varias cosas  Mamá, pero lo cierto es que su director, un tal Andy Muschietti, sale airoso del reto con una cinta de género digna, en ocasiones más que digna, con actores de primera línea (Jessica Chastain, Nikolaj Coster-Waldau) ... y lo dicho: con un buen puñado de secuencias que le pueden dejar a un helado. Así da gusto. Lee la crítica de Mamá

La semana se completa con otro título llamado a dar la campanada, que sin embargo ha sido recibido con mucha frialdad: Gangster Squad, de un esforzado Ruben Fleicher y con un reparto espectacular que entre otras cosas, vuelve a reunir a Ryan Gosling y Emma Watson. Mafias, años 40, violencia y mucho estilismo visual en una película que puede valer al menos como entretenimiento. Del resto poca cosa. De los dos documentales que nos llegan, Entre maestros y Marina Abramovic: la artista está presente, nos quedamos con el segundo, que sigue a la artista poco antes de exponer en el MOMA. Y de Muertos de amor, comedia romántica española de la semana, nada sabemos, y menos nos importa, la verdad...

Etiquetas