Crítica de Girls (Segunda temporada)

Girls
Todo el mundo habla de Lena Dunham. Hacía tiempo que un autor televisivo no provocaba semejante revuelo con su trabajo. Resulta curiosa pero pese a las discretas audiencias que mantiene la serie de la HBO, Girls es un fenómeno en la red y para muchos una declaración generacional. Para bien o para mal, la neoyorkina está en boca de todo el mundo y su cuidado trabajo se analiza hasta puntos ridículamente obsesivos. Contra todo pronostico (y es simplemente una frase hecha), Girls ha afrontado su segunda temporada siendo más sincera, más arriesgada, más liberal y sin preocuparse de la opinión de nadie.

La temporada pasada veíamos como Hannah (Dunham) terminaba su peculiar relación con Adam (Adam Driver), Marnie (Allison Williams) comenzaba su nueva vida de soltera dando palos de ciego, Shoshanna (Zosia Mamet) se desmelenaba y Jessa (Jemima Kirke) inexplicablemente se casaba con un desconocido en uno de sus característicos arrebatos. La serie retoma a sus personajes del mismo modo en que los dejó a excepción de Hannah, mucho más segura de si misma y sin la dependencia sexual de Adam. Todo parece indicar que la rubenesca dama ha encontrado el ritmo de su vida. En el lado opuesto encontramos a una Marnie perdida en la libertad frustrante que supone ser una veinteañera soltera, sin trabajo y sin saber cuál es su futuro. En este punto de inicio los papeles se intercambian si lo extrapolamos al inicio de la serie.

Pese a creer en la evolución de Hannah, no tardamos en darnos cuenta de que sigue siendo la misma chica que habla demasiado y disfruta de una vida sexual... colorida. Su afán de escritora le lleva a una consciente espiral de desfases con el único objetivo de vivir lo más posible para enriquecer su trabajo. Esta pose de moderna queda reconstruida en el quinto episodio, “One Man´s Trash”, verdadero punto álgido de la temporada. Este episodio burbuja relata una aventura a puerta cerrada entre Hannah y un desconocido (Patrick Wilson, Hard Candy). Las sensaciones apresuradas y el desconcierto forman una mezcla perfecta que nos dejan uno de los mejores episodios de la televisión reciente y el primer contacto con la verdadera Hannah. Como toda gran obra su recepción ha sido muy dispar, llegando a dejar reseñas más propias de trolls o haters que de reputados blogueros televisivos. Una vez más, Lena Dunham cumple su cometido y no deja indiferente a nadie.

Manteniendo su esencia, Girls prosigue con una temporada de dolor, incomprensión y soledad (son pocos los momentos donde vemos a las cuatro chicas juntas). Las tramas se endurecen terminando por dejar un panorama de desolación bastante incómodo en muchos casos. Lo que Dunham pretende es que Girls sea un espejo donde reímos y nos horrorizamos viendo nuestro propio reflejo en la vida de sus personajes. Muchas veces son lejanos e inalcanzables, pero otras son peligrosamente cercanos; en muchos casos la desnudez física de sus personajes no es más que una herramienta para hacernos más cómplices.

Girls

Siendo francos hay una pega en esta gran temporada. La recta final viene marcada por un cambio en Hannah, y descubrimos que bajo presión desarrolla un TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo). El tratamiento de la enfermedad está bien llevado y resulta muy interesante ver los inconvenientes que supone. El problema está en su aparición. Dos episodios y una excusa no son suficientes para hacer verosímil un cambio tan drástico en la construcción de la personalidad de Hannah. El TOC altera la percepción de todo el personaje hasta la fecha haciendo patológicos sus tics característicos.

La season finale sirve de redención y de cierre (quizás extremadamente dulce, pero necesario) del declive emocional de muchos de los personajes. La obra de Lena Dunham es muy personal pero abierta a todo el mundo, disfrutémosla, no abundan estos niveles de obras autorales tan rematadamente bien logradas.
Por Iñaki Arriaga (SavemeBarry)

2 comentarios:

  1. muy buena critica Barry! me has convencido, a lo mejor me animo a seguir y todo (tengo que acabar la primera todavia)

    ps: me ha encantado eso de "rubenesca dama" xDD

    ResponderEliminar
  2. Jo, mil gracias Elasti!!! Me alegro de que hay conseguido por lo menos que te replantees el retomarla (hazlo, trust me).

    El "rubenesco" lo he sacado de "Padre de Familia", para que digan que los dibujos groseros no enseñan nada.

    http://www.youtube.com/watch?v=YIvaSJXexTM

    ResponderEliminar

- No toleramos bajo ningún concepto el SPAM. Todo comentario debe constar de un texto original, o de lo contrario será eliminado.
- Los posibles SPOILERS deberán ser avisados. En caso contrario, nos reservamos el derecho de adaptar o eliminar el comentario.
- No censuramos ni banneamos a nadie, pero por favor, un poco de respeto nunca está de más...

Categorías